Ayudando a la Pequeña y Mediana Empresa

Es posible que en el trabajo diario de tu empresa hayas echado en falta alguna herramienta y/o aplicación informática que mejoraría la productividad, que te ayudaría en la toma de decisiones, que facilitaría tu trabajo o cualquier otra ventaja.

También es posible que incluso hayas consultado presupuestos con alguna compañía o persona de desarrollo de software y que por sus elevados costes no se haya podido iniciar.

Y en el peor de los casos es muy probable que te hayas embaucado en un proyecto de este tipo y que te hayan dejado a medias algún trabajo, incluso después de constantes aumentos de costes y una sucesión interminable de errores en la aplicación desarrollada.

Si tu situación es cualquiera de las expuestas y sigues pensando que una aplicación a medida de tu negocio ofrecería a tu empresa muchas ventajas, te recomiendo que sigas leyendo para conocer lo que considero necesario antes de que puedas meterte en un lío innecesario.

Cosas que debes tener en cuenta antes de iniciar un proyecto de software a medida dentro de tu empresa

Antes de iniciar un proyecto con un desarrollo a medida para tu proyecto deberías de tener en cuenta algunos hechos fundamentales y que no siempre se tienen en cuenta:

Lo excesivamente barato suele salir caro

Como pasa en todos los sectores existen personas y empresas de todo tipo. En este sector también: existen personas muy profesionales tanto en empresas como autónomos o FreeLancer, pero por desgracia también existen otras personas que venden duros a cuatro pesetas y ese precisamente es el inicio de todos los problemas. Mi consejo es el siguiente: Desconfía de aquellos que te van a realizar un proyecto a medida a precio de ganga ya que seguramente el proyecto acabará sin terminar y habrás realizado una inversión inútil.

No siempre la mejor solución es una empresa

En una empresa tú no hablas directamente con la persona o personas que están haciendo realmente tu aplicación. Tu idea o concepto se puede perder o diluir a través de las numerosas personas intermediarias hasta que llegan al que realmente tiene que hacer el trabajo: que no es otro que el programador. La metodología puesta de moda años atrás en la que un analista (una persona que no tiene porque saber programar y de hecho en muchas empresas así es) obtiene los requisitos y crea un documento que luego tendrán que entender los programadores está totalmente desfasado en mi opinión y creo que es un modelo que implica muchos costes intermedios.

En una empresa no sabes la persona que realmente te hará el trabajo… todos hemos sido becarios alguna vez y nos han asignado nuestro primer proyecto ¿De verdad quieres que te toque a ti ese becario?

La creación de aplicaciones a medida son costosas en tiempo

No esperes tener un proyecto desarrollado en una semana salvo que sea algo muy sencillo. La mayor parte de las veces el desarrollo puede superar los meses de trabajo.

Las especificaciones de un proyecto siempre cambian

Un proyecto siempre es dinámico, es muy difícil encontrar un proyecto en el que los requisitos o especificaciones no se modifiquen. Por eso tanto el cliente como el desarrollador de software deben estar abiertos a posibles cambios.

 

 

Ayudando a la Pequeña y Mediana Empresa
Valora este artículo